Dónde empieza y dónde acaba

10806387_10152905301794603_5156161721191069300_n

Recientemente Falcor se nos fue a vivir con los Palafox. Su rescatadora (Natalia, adoptante de Padme), quedó muy contenta con la solicitud y lo entregó tantito antes de Navidad.

Hace poco me habló Jaime para contarme que Falcor se queda a vivir con ellos definitivamente, que no piensa devolverlo. Esas llamadas dan gusto caray… Hay adoptantes que ni siquiera contemplan la posibilidad de “devolver” a un animal que adoptaron, como la familia Chávez que se quedó con Whoopy y la llevaron a vivir a Chihuahua. Y miren que Whoopy hizo todo lo que estuvo en sus patas para buscar que la regresaran, no porque estuviera adisgusto, si no porque como dice Brenda, Whoopy no tiene llenadera. (Cuando les pregunten cuánto tiempo de paseo necesita un perro, háblenle a Brenda que corre todos los días 10Km con Whoopy y llega a su casa a ver qué destrozos hizo después de eso) .

La familia Palafox tiene una granja donde hay cría de conejos. A muchos de los patapirata esto de la crianza y la venta animal nos pone los pelos de punta… pero ninguno de nosotros es vegano. Esta ambibalencia que un día terminará o en la hipocresía o en el veganismo, nos pone a pensar mucho en muchas cosas.

A título personal nunca he creído en el vegetarianismo como una opción moral. Esto es, no creo que sea incorrecto comer carne provenga del animal que provenga. Creo que las dietas son y deben ser una opción de salud, de economía y por lo tanto, de practicidad. Yo dejé de comer puerco luego de que al marido le quitaran la vesícula. Dejé de comer puerco porque se me ocurrió que es una manera de que el marido piense dos veces antes de pedir tacos al pastor cuando vamos a una taquería. Como poca carne de res porque además de ser mucho más dañina que la de cerdo, es más cara y me hace daño. No les explico cómo me hace daño porque me da un poco de verguenza. El pollo nuuuunca me ha gustado. Hay bien poquitas formas de cocinarlo donde me parece que quedó sabroso.

Entonces, vivo bajo varias restricciones: No puerco por ningún motivo (y miren que soy una gran fanática de la comida michoacana); no carne más que en casos especiales, digamos contados y en poca cantidad; no pollo porque … pues no me gusta. Pescado sí y sólo sí (y aplica para todas las demás carnes muertas) esté cocinado con perfección angélical, con maestría gourmet, con delicia y sabrosura.

Porque si alguien va a morir, que por lo menos muera con honores, cocinado con amor.

Ah, y una aclaración más: si ustedes y yo malaterrizamos en los Andes y se ven en la necesidad de comerse mi trasero, pásenle. Yo no tendré remordimiento alguno de comerme el suyo si yo sobrevivo.

Entonces, ¿dónde está la bronca con el consumo y la venta animal? ¿Por qué no me duele comerme una vaca muerta de manera poco… muerta de manera cruel y sí me requete!#$% que vendan cachorros de gatos, perros, iguanas, ratones, culebras, tortugas…?

Empezando porque no vivimos en China y aquí no comemos perro.. bueno, ya no comemos perro, ni gato, ni nada por el estilo (aunque no me hago tonta y sé que en esta ciudad he comido tacos de perro y hamburguesa de rata). Por que no está en mi cultura. Porque creo que comer es una necesidad y comprar un cachorro “fino, de raza” es vanidad. Y porque si para el 2030 resulta que la historia en The Matrix se volvió realidad (o algo por el estilo pero dibujado más pinche), todos vamos a acabar comiendo de todos.

En el mundo ideal (ese que sale en la televisión y que nosotros los mexicanos veneramos como si fuera de verdad el Primer Mundo) hay criaderos de San Bernardos que “venden” perros como en PataPirata damos en adopción a un animal. La gente tiene que llenar solicitudes, pasar inspecciones, comprobar que puede, quiere y además sabe cómo cuidar a un animal de esos. Reciben visitas programadas y además otras sorpresa y firman un contrato donde si el animal no está siendo tratado de la manera estipulada en el contrato, adiós Beethoven.

Por supuesto no todo es así. También hay fábricas de cachorros y también aplican el pericoapazo a la mitad de Beverly Hills. Y estoy segura que en países menos poderosos pero más sofisticados también pasará, pero en escalas mucho menores.

¿Qué hacer entonces? ¿Comer o no comer? ¿Carnivorear o no carnivorear? ¿El veganismo es una solución al problema de la crueldad animal? No creo… creo que es una opción moral para protestar en contra de la crueldad animal. ¿Consumir carne tiene algún beneficio social? Tampoco… pero concede algunos beneficios de salud.

Los Palafox son una familia que adora a Falcor y cría conejos y los vende. ¿Son buenos o son malos? ¿Son buena opción de familia o son mala opción moral?

Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre, dice el refrán. Los fanáticos del veganismo y los radicales del calentamiento global afirman que el mudno se está acabando porque la gente consume carne de vaca (mismas que deben reproducirse como conejos y por lo tanto, al haber tantas sus flatulencias producen muchísimo CO2, más que el producido en conjunto por los coches), y porque el consumo de los hidrocarburos acabó con el planeta.

Yo creo que el planeta se fue al carajo (no, no se va ir, ya se fue), porque todos somos una bola de flojos.

Flojos para caminar un par de cuadras, y entonces quisimos caballos con carretas que después se conviertieron en coches que después se convirtieron en trenes en aviones en etcéteras interminables.

Flojos para administrar la riqueza provista en una cosecha y entonces nos inventamos envases plásticos herméticos para conservar y atesorar más y más caducables que invariablemente no consumíamos y cuyos empaques terminaban generando cada vez más basura.

Flojos para bañarnos en 7 minutos y no en 30 como si nos metiéramos en la Cola de Caballo de Monterrey pero con el calentador puesto.

Flojos para cocinar desde pelar la cebolla y cortarla hasta desmenuzar el pollo. Mejor compramos 2 tetrapacks (que por reciclables que sean, son basura), dos cubitos de sopa (que por reciclables que sean, son basura) y un toper de pollo desmenuzado (para la colección de plástico del año… que acabará en la basura).

Todo está terriblemente conectado. El calentamiento global, la sobrepoblación humana, la canina, la felina. Las cacas en la calle y los bazares de cachorros. Los tacos de Pastor y los Pastores Alemanes abandonados en Tlalpan.

Comer o no comer. Quejarse o no quejarse.

Anuncios

Un comentario en “Dónde empieza y dónde acaba

  1. Una vez estaba arrancando hierbitas de una jardinera y le pregunté a mi amigo budista que si generaba mal karma arracnar plantitas y me dijo sí!!!y yo :S pero y los jardineros, ah eso es diferente, ellos lo hacen porque de eso viven. Supongo que ha de ser lo mismo con los Palafox, de eso viven. Y creo que el crecimiento desmedido de los campos de cultivo, cabezas de ganado, etc. se debe a lo que todos sabemos: la maldita reproducción humana.Deberían reunirse personas poderosas, tanto líderes religiosos como líderes “políticos” paraque no haya más reproducción humana, o si la hay con un cotrol bien loco (sueña!!!)Los de la iglesia podrían decir que si no tienen hijos no pecarán ni harán ponerse verde a Dios nuestro señor.No me molestaría que todos se quedaran estériles en cierto momento con o en la de Niños del Hombre.El fin de semana de la próxima semana veré a Jaime por si gusta 🙂 aún no sé a qué hora ni nada pero yo le digo 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s