Diario de agresión canina/02-01-10

Iquimeh está metida en su Kennel y Dagobah, Endor y Aacini están metidos en la cobija, conmigo, mientras yo escribo y veo la tele. Hace varios días que Iquimeh llora cuando está dentro de su Kennel y Aacini se acerca y llora con ella. Juegan. Iquimeh desde detro, Aacini afuera. Casi las oigo decir: déjanos juntarnos.

Le pregunto a su papá si lo hacemos, contesta asustado que no, asustado como pidiéndome en un monosílabo que recuerde lo que pasa cuando abrimos esa puerta.

Estoy esperando la llegada de un par de bozales quesque muy fregones porque son anatómicos y no les incomodan, también estoy esperando unos Gentle Leader (rosa para Aacini y rojo para Iquimeh). El plan es dejarlas que convivan con los bozales, ver cómo reaccionan cuando no puedan… sentirse los hocicos.
Intentamos sacar a Aacini con el Haltie hecho en México, desafortunadamente no funcionó. El grosor de las cuerdas, la rigidez de los materiales y la construcción no son ideales. Le lastiman el ojo, resulta muy sencillo lastimarla con los amarres y además se lo puede quitar en un movimiento de pata.

Hoy Iquimeh lloró desde la tarde. Se recargaba en la tabla que divide la sala de las recámaras. Ella está en la sala con Endor y mi marido. Dagobah, Aacini y yo pasamos el día en mi recámara. Iquimeh llora, Aacini va a buscarla, se acercan y ya que Aacini le alcanza la nariz, Iquimeh le gruñe, le enseña los dientes. Aacini mueve las manos como un poodle de 5 kilos, como diciéndole “ándale, más, más”.  Tenía tanto tiempo llorando que pensamos, tal vez quieren saludarse. Apenas quitamos la tabla que las separa e Iquime salió volada a meterse a su Kennel. Aacini se echó afuera de ella, como pidiéndole que saliera. Los demás las veíamos sin respirar.

¿Estarían mejor… Aacini e Iquimeh estarían mejor si vivieran separadas? ¿Por qué si mi casa, lo que yo les puedo dar era mejor que el destino que tenían en las calles, de todas maneras no es suficiente?  Supongo que todas las personas que somos responsables por alguien más nos preguntamos estas cosas. Es curioso como a veces cuando tienes ganas de ayudar a los demás, es cuando más necesitas concentrarte en ti. Ayer caminábamos Aacini y yo por el parque. Eran las … 12, 1 de la mañana y un gato merodeaba entre la basura que la gente deja en las esquinas. Aacini, como siempre, se puso alerta, en posición de ataque. Me dio… frustración, tristeza, me sentí desesperada. Tengo 3 años tratando de averiguar por qué cree que debe atacar todo aquello que se mueve que no seamos su papá, Dagobah o yo.

“Be calm and assertive. Serena morena. Relájate. Ella no entiende qué le dices, no sabe qué piensas. ¿Qué sí entiende? ¿Qué si entiende? Distracción”. Saqué mis llaves de la bolsa y las aventé atrás de ella. El ruido efectivamente la distrajo y le dije: “vamos por ellas”. Me la traje así toda una cuadra. Cuando volvimos al mismo punto, ella siguió buscando al gato.

Espero que pronto lleguen los bozales y collares y pueda ofrecerles una nueva posible solución. Mientras tanto, feliz inicio de año a todos. Gracias por adoptar. gracias por seguir a PataPirata. Gracias por rescatar, por cuidar, por leernos, por escribir aquí, por publicar, por buscar hacer algo por los demás y por estar aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s