Imagen

La casa de los 160 gatos

Ser animalero es una ocupación complicada. Doña Marta y sus 160 gatos sabían mucho de eso.

Los animaleros recibimos dos reacciones cuando aclaramos que dedicamos gran parte de nuestros esfuerzos cotidianos a los animales. O bien nos aplauden o nos cuestionan. Y si nos aplauden, muchas veces terminan diciéndonos cómo podemos hacer las cosas mejor.

Hoy comenzamos el día con una animalera menos y 160 gatos sin tutor. El cuerpo de Doña Martha se detuvo pero esperamos que su espíritu nos llene a todos.

Aunque nunca tuvimos el honor de conocerla, en PataPirata estamos agradecidos por el ejemplo que Doña Martha le da a cualquier ser humano que quiere hacer algo por otro ser vivo.

Si quieres ayudar a la Casa de los 160 Gatos puedes contactarlos en Facebook.

Anuncios